¿CUANDO Y COMO SE PUEDE COBRAR UNA HERENCIA?

 

Aunque la institución de heredero queda perfeccionada en el momento de la aceptación de la herencia. Una vez firmada la escritura de aceptación y en la vida práctica el cobro de la misma en la mayoría de los casos no es inmediato. Vamos a pasar a ver algunos casos prácticos que nos ilustren:

  • Cuando se heredan bienes inmuebles, para poder vender o alquilar los mismo, primero tendremos que liquidar en hacienda los impuestos de sucesiones y donaciones para que pueda acceder al Registro de la Propiedad para su inscripción a nombre de los nuevos propietarios y que estos puedan disponer de él, hasta hace poco para inscribir el bien en el Registro, el mismo no nos exigía el pago del impuesto de incremento del valor de los terrenos (plusvalía), pero desde hace unos meses, la mayoría de los registradores no inscriben las escrituras de herencia o legados sin acreditar este pago.

 

  • En el caso de las cuentas bancarias, depósitos, acciones, fondos etc. Lo primero que nos exige la entidad bancaria para que se pueda disponer de ellos son los impuestos de sucesiones pagados y la escritura de herencia sellada en la Consejería de hacienda. (una vez aportado esto al banco o caja. Ellos lo pasan a su asesoría jurídica y con el informe favorable de la misma proceden a desbloquear las cuentas para ponerlas a nombre de los nuevos propietarios). La duración de este trámite varía en cada entidad y conviene estar encima del banco para que sea lo mas rápida posible. Además no conviene precipitarse en hacer efectivas las cuentas, acciones, depósitos y demás productos financieros ya que muchas veces a lo mejor conviene dejarlos una temporada para no perder intereses o que suban las acciones o que no nos penalicen en la enajenación de los mismos.

 

  • En el caso de heredar vehículos deberemos hacer el cambio de titularidad a favor del heredero que hereda el vehículo. Deberemos aportar en la Delegación de Tráfico el permiso de circulación original, fotocopia de la ficha técnica y DNI del fallecido y los herederos. Aquí surgen dos posibilidades que en la herencia el vehículo se adjudique a uno de los heredero, en este supuesto valdría con lo de arriba; o que el vehículo se halla adjudicado proindiviso a varios herederos con lo cual a la documentación arriba indicada habría que añadir un documento en el que los herederos que no se lo quieran quedar renuncien a su propiedad a favor del que quiera hacerlo suyo.