Desheredar en el derecho español

La figura de la desheredación la recoge el Código Civil en los artículos 848 al 857. Y 744 al 762. Nuestro Código como en casi todos los aspectos de las herencias es muy garantista con los derechos de los descendientes y ascendientes y cónyuge y llegar a hacer efectiva la misma es un trámite muy difícil por las cuestiones a las que luego aludiremos.

Como primer acercamiento decir que la desheredación consiste en privar de la legítima al heredero forzoso. Solo se puede hacer por testamento y alegando alguna de las causas legalmente establecidas.

El tema es complicado ya que para que sea efectiva y no sea anulada por los tribunales:

  • Debe constar en el testamento
  • Se debe expresar su causa
  • Debe ser probada
  • Y no ser causa distinta de las establecidas por la ley.

En relación con esto último decir que la desheredación no puede hacerse por cualquier motivo; solo se puede hacer si concurre alguna de las causas genéricas que recoge la ley:

-Los padres no pueden heredar a sus hijos si los han abandonado, corrompido o prostituido

-Tampoco puede heredar el que ha sido condenado en juicio por atentar contra la vida del testador, de su conyugue, descendientes o ascendientes.

-El que hubiese acusado al testador de cometer un delito que pueda ser castigado con la pena de prisión grave, si la acusación se declara calumniosa

-El heredero mayor de edad, que sepa que el testador ha fallecido de forma violenta y no comunique su muerte a la justicia, salvo en los casos que ya estuviera investigando.

– El que con amenaza, fraude o violencia obligue o impida al testador hacer testamento, modificarlo u oculte maliciosamente el que se haya realizado.

Además de las causas anteriores la ley contempla otras causas específicas que también son causa de desheredación:

  • Para desheredar a hijos y descendientes
    • Injuriar o maltratar gravemente de palabra u obra
    •  Negar alimentos al padre o ascendiente sin motivo aparente
  • Para desheredar a los padres.
    • Haber negado alimentos sin motivo legitimo
    •  Haber atentado uno de los padres contra la vida del otro y no haberse reconciliado
    •  Haber sido privado de la patria potestad judicialmente
  • Para desheredar al cónyuge.
    • Incumplir grave o reiteradamente los deberes conyugales
    • Negar alimentos a los hijos o al otro cónyuge
    • Atentar contra la vida del conyugue testador sin mediar  reconciliación.

Como podemos observar las causas que establece la ley no hacen que la desheredación sea una tarea fácil ya que la prueba de las causas de desheredación se hace larga y difícil. Además como cosa curiosa aunque se desherede a un hijo sus descendientes ocuparan su lugar.

Al hilo de este tema es de reseñable una sentencia reciente del Tribunal Supremo que por primera vez estima como causa de desheredación que” el dejar abandonado a su suerte a un padre es tan maltrato de obra como una agresión física “Esto abre un camino a considerar el maltrato psicológico causa de desheredación. En el caso que nos ocupa y tras 9 años de litigios la hermana del fallecido gana el pleito alegando que los hijos del mismo habían desaparecido de la vida de su padre y únicamente aparecieron en la fecha de la muerte para reclamar la herencia (la hermana que fue quien le cuido y que aparecía en el testamento como heredera se le reconoce como tal).

Por último vamos a ver qué efectos produce la desheredación:

  • El heredero es privado de toda participación en la herencia
  • Las donaciones que el fallecido haya hecho en vida al desheredado no pueden ser revocadas salvo que la causa de la desheredación sea también causa de revocación la misma
  • Si después de establecer la desheredación los sujetos se reconcilian esta quedara sin efecto.
  • La legítima del desheredado se transmitirá a sus hijos y descendientes quienes conservaran los derechos que pertenecían al desheredado en la herencia.

Como hemos observado el tema es complejo y conviene no precipitarse y cargarse de pruebas cuando queremos desheredar a alguien, si queremos tener éxito en la empresa.