¿Es conveniente hacer testamento?

Sin duda la redacción de un testamento ante notario es un trámite sencillo rápido y barato, con ello, además facilitaremos mucho las cosas a nuestros descendientes ya que los trámites en las sucesiones son más sencillos cuando existe testamento.

¿Qué ocurre cuando no hay testamento?

En este caso la ley establece el orden de los herederos del difunto llamados a la sucesión:

  1. Los descendientes (hijos y si faltan nietos o biznietos). Pueden ser hijos biológicos o adoptados o tenidos fuera del matrimonio.
  2. Los ascendientes (padres y si han fallecido abuelos)
  3. Cónyuge.
  4. Los hermanos y sobrinos del difunto.
  5. Los primos consanguíneos.
  6. El estado.