A la hora de tramitar la herencia de su cónyuge es fundamental seguir una serie de pasos que le harán más sencilla tan importante labor. Algunos son obvios, pero otros son algo más enrevesados. A continuación, le facilitamos toda la información para que consiga solucionar este problema legal con total facilidad.

Pasos para tramitar la herencia

El primero, y fundamental, es el de conseguir el certificado de defunción. Por norma general su aseguradora le facilitará una copia, pero en caso contrario tendrá que acudir al Registro Civil para solicitarlo de forma gratuita. Recuerde que este documento es esencial para poder reclamar los beneficios en caso de fallecimiento que tenía su cónyuge incluidos en su seguro de vida. También es importante recordar que tras pasar quince días hábiles desde el deceso, podrá ya solicitar un certificado de últimas voluntades, así como el correspondiente contrato con la aseguradora. Si no lo hace antes de cinco años, perderá estos derechos.

Con esta documentación tendrá que ir al notario ante el que su cónyuge hizo su último testamento. Tras leer el documento ya sabrá quiénes son los herederos y cómo gestionarlo todo. Si no hizo testamento, también será el notario el que haga la declaración de herederos. Tras este paso tendrá que conocer los bienes de su cónyuge fallecido y cómo se han de repartir según el testamento o la ley. Por otra parte, recuerde que las deudas también se heredan.Tras pagar los impuestos correspondientes y solucionar el problema de las deudas con el banco o el acreedor correspondiente podrá disfrutar de los bienes de su tristemente fallecido cónyuge.

Esperamos haberle ayudado a conocer mucho mejor cómo hacer una gestión tan dolorosa como necesaria para evitar que su aseguradora se quede con lo que le corresponde y para cumplir la última voluntad que su pareja.